Últimos comentarios

  • LUIS OLIVARES

    LUIS OLIVARES

    20. Julio, 2014 |

    (Jud 1:3) Amados, por el gran empeño que tenía en escribiros acerca de nuestra común salvación, he sentido la necesidad de...

  • luisantonio martinwz delgado

    luisantonio martinwz delgado

    16. Abril, 2014 |

    Creo que La istori es la base del testimonio del evanjelio en el mundo pot que el pueblo a sido en fluden siado istorica mente po el...

Inicio

COMO DEMOSTRAR QUE JESÚS ES DIOS

 

 

“Entonces los escribas y los fariseos comenzaron a cavilar, diciendo: ¿Quién es éste que habla blasfemia?¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?”  (Lu. 5:23).
 
Los cuatro amigos trajeron un paralítico a Jesús, pero ni podían acercarse al Maestro debido a la multitud. La casa donde Jesús enseñaba estaba abarrotada de gente. ¿Cómo hacerlo? Luego tuvieron la idea brillante de subirle encima de la casa en su lecho, hacer un agujero en el tejado y bajarle con cuerdas para ponerle delante de Jesús. Jesús, “al ver la fe de ellos, le dijo al hombre, tus pecados te son perdonados” (v. 20).

Pero, decir esto es muy extraño. Parece que no tiene nada que ver. Los amigos del enfermo no lo trajeron a Jesús para que le concediese el perdón de sus pecados, sino para que le sanase. Se ve que su enfermedad estaba conectado con su pecado y que para curarle era necesario tratar con el pecado antes. Sabemos de otros textos que hay una conexión entre pecado y enfermedad, como 1 Cor. 11:30. No es el caso siempre, pero la actuación de Jesús da a entender que esto fue su caso.
Al ver que Jesús pretendía tener la autoridad de perdonar pecados, los fariseos se enfurecieron. Solo Dios puede perdonar pecados. Para demostrar Jesús que él tenía esta autoridad y que, por tanto, era Dios, él sanó al hombre. Y para demostrar que estaba sanado le mandó tomar su lecho y andar. Claro, perdonar pecados es algo que ocurre dentro del corazón del hombre. No se ve. Pero uno que antes era paralítico y ahora anda, esto sí se ve. Era la prueba fehaciente de que Jesús tiene el poder de perdonar pecados y que no estaba blasfemando, sino que efectivamente es el Hijo de Dios, es decir, divino.


Por la misma regla de tres, cuando tú hablas con tus compañeros de clase o tus vecinos y expones las pretensiones de Jesús, ¿cómo puedes demostrar que él  realmente es Dios? Porque te ha perdonado los pecados. ¿Y cómo se ve que te ha perdonado? Por tu andar nuevo, es decir, por tu vida. Tu vida cambiada, transformada por el poder de la sangre de Jesús y el Espíritu Santo, es la prueba visible que Jesús es quién dices que es. Una vida cambiada demuestra que el perdón de pecados ha tomado lugar. El inverso también es cierto. Si uno todavía anda en sus pecados viejos, es cuestionable que ha sido perdonado. Tu vida es la evidencia. La clara predicación de evangelio acompañada por una vida transformada por el perdón de pecados es la prueba innegable de que Jesús es Dios.

Margarita Burt

 

Página 1 de 143

Último Boletín

Boletin0010_THN

Últimos Sermones

Acceso Usuarios

Usuarios

Tenemos 97 invitados conectado

icono emision en directo

(La emisión de video en directo se realiza cada Domingo de 12:00h a 13:30h y de 18:00h a 19:30h)

CET  Hora Central Europea  (UTC+1 / GMT+1)

Próxima emisión

Enlace a la Academia de Teologóa Reformada

Versículo del día