Últimos comentarios

  • jorge luis mendez

    jorge luis mendez

    27. Noviembre, 2014 |

    Agradezco a Dios y a su ministerio que a través de leer la predicación de la palabra de Dios, proclamada por este ciervo me dice a mi,...

  • eliana

    eliana

    09. Noviembre, 2014 |

    Hola! Acabo de leer este articulo me instruyo mu cho, quiero seguir leyendo sus articulos y ademas saber si ¿ustedes son catolicos?

Inicio

SALGAMOS A ÉL

“Salgamos, pues, a él, levando su vituperio” (Heb. 13:13).

¿Qué es lo que cuesta seguir a Cristo y llevar su vituperio? 

Pablo era una de las personas más respectadas del judaísmo. Había estudiado bajo el maestro más prestigioso de su religión. Tenía un futuro brillante esperándole como uno de los fariseos más reconocidos, un líder en la secta más conservadora del judaísmo. Pero salió fuera. ¿Qué le motivó a hacer semejante locura? Él mismo da su testimonio: “Pero cuantas cosas eran para mí ganancia, las he estimado como pérdida por amor de Cristo.  Ciertamente, aun estimo todas las cosas como pérdida por la excelencia del conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor, por amor del cual lo he perdido todo… a fin de conocerle, y el poder de su resurrección, y la participación de sus padecimientos” (Fil. 3:7-10). 

En el texto que tenemos por delante estamos hablando acerca de la participación en sus padecimientos.  Esto es lo que significa llevar el vituperio de Cristo, de sufrir con él. Pablo lo hizo porque se encontró con el Cristo vivo y, si quería retener su integridad, no tuvo más opción que ser consecuente. 
¿Qué ganamos al pagar este precio tan alto? Ganamos a Cristo. Ganamos una comunión con él que supera a cualquier cosa que este mundo puede ofrecer. No es un cambio de religión, sino una nueva relación. Llegamos a identificarnos con él personalmente. Hay una comprensión mutua que resulta. Nos adentramos en sus sufrimientos al conocer el rechazo del mundo y compartirlo con él, pero lo que ganamos compensa con creces el sufrimiento.

Nunca podríamos volver atrás habiendo conocido su camaradería. Se establece una relación íntima con otro en medio del dolor mutuo conocido por ambos, hay  comprensión y, al conocer lo que el otro ha experimentado, se forma una comunicación que no tiene palabras. Conocerle es conocer a una Persona extraordinaria que cautiva nuestra imaginación, que nos desafía a una aventura que ocupará el resto de nuestra vida, y que agotará a todos nuestros recursos para que aprendamos a vivir de lo sobrenatural. Es conectar con Dios. Por esto fuimos creados y nuestra alma lo sabe. Así que salimos de la ciudad para compartir su oprobio, fuera de lo normal, rechazados por el mundo, pero no lo cambiaríamos por nada, porque hemos conocido a aquel cuyo conocimiento es vida eterna, y ahora él es mío y yo soy suyo, en la vida y en la muerte, siempre juntos en una unión indisoluble.  

Margarita Burt

 

Página 1 de 125

Últimos Sermones

La trompeta del arrepentimiento Hits: 30
Levitico 23 La trompeta del arrepentimiento
La restauración del hermano arrepentido Hits: 19
2ªCorintios 2 La restauración del hermano arrepentido
El candelero de oro (I) Hits: 37
Éxodo 25 El candelero de oro (I)
¿Que hay del dinero? Hits: 34
Santiago 5 ¿Que hay del dinero?

Acceso Usuarios

Usuarios

Tenemos 152 invitados conectado

icono emision en directo

(La emisión de video en directo se realiza cada Domingo de 12:00h a 13:30h y de 18:00h a 19:30h)

CET  Hora Central Europea  (UTC+1 / GMT+1)

Próxima emisión

Versículo del día