Últimos comentarios

  • Diana

    Diana

    15. Septiembre, 2014 |

    Muy edificante este artículo :)

  • Carles

    Carles

    08. Mayo, 2013 |

    Bueno, pues yo soy uno de estos ignorantes que cree en el poder de Dios, no ya para sanar a una persona con metástasis sino para algo...

Inicio

La apologética cristiana - ¿quién la necesita?‏

 

           El postmodernismo es uno de los engaños más artificiosos que Satanás haya ideado. Nos dice "El modernismo está muerto", "No necesitas temerle más. Ya olvídalo; está muerto y sepultado". Mientras que el modernismo aparenta estar muerto, vuelve en el traje elegante del postmodernismo, camuflageandose como un nuevo contrincante.

Se nos dice: "Tus viejos argumentos y apologética ya no son efectivos en contra de ésta nueva llegada". "Déjalos de lado, no sirven de nada. Sólo comparte tu narrativa". De hecho, algunos, cansados de las largas batallas en contra del modernismo, dan la bienvenida al nuevo visitante con alivio. Y así, Satanás nos engaña al dejar de lado voluntariamente nuestras mejores armas; la lógica y la evidencia, y de ese modo asegura inadvertidamente el triunfo del modernismo sobre nosotros.

Si adoptamos este curso de acción suicida, las consecuencias para la Iglesia en la siguiente generación serán catastróficas. El Cristianismo Histórico quedara reducido a otra voz en la cacofonía de voces en competencia, cada uno compartiendo su narrativa y ninguno recomendándose a sí mismo como portador de la Verdad Absoluta y objetiva de la realidad, mientras que el “espiritualismo moderno” moldea la perspectiva de nuestra cultura de cómo es realmente el mundo.

Ahora bien, no podemos dejar de mencionar, ciertamente, que al practicar la apologética debemos ser relacionales, humildes, con una actitud invitadora; pero eso es difícilmente una percepción original del postmodernismo. Desde el principio los apologetas cristianos han sabido que debemos presentar razones de la esperanza "con mansedumbre y reverencia" (1P. 3.15). Uno no necesita abandonar los cánones de la lógica, la racionalidad y la verdad para ejemplificar estas virtudes bíblicas.

Desafortunadamente, nuestras iglesias han dejado de lado la apologética. Es insuficiente para los grupos de jóvenes y las clases de escuela dominical enfocarse en pensamientos devocionales entretenidos. Este es el tiempo más peligroso y sutil que esta viviendo la Iglesia de Cristo, por tanto debemos entrenar a nuestros niños para la guerra. No nos aventuremos pues a enviarlos a escuelas de nivel medio superior o a la universidad armados con espadas de hule y armaduras de plástico. El tiempo para jugar ya pasó.

La apologética cristiana hace más que salvaguardarnos de los errores. Los efectos positivos de construcción del entrenamiento apologético son todavía más evidentes. Muchos cristianos no comparten su fe con los incrédulos simplemente por temor. Tienen miedo de que los incrédulos les hagan preguntas o levanten objeciones que no puedan contestar. Así que, deciden permanecer callados y así esconder su luz debajo de un almud, en desobediencia al mandato de Cristo. El entrenamiento apologético es una tremenda ayuda para el evangelismo, pues nada inspira más confianza y audacia que saber que uno tiene buenas razones para lo que uno cree y buenas respuestas a las preguntas y objeciones típicas que el incrédulo o un “creyente moderno” pueda plantear. Un entrenamiento sano en apologética es una de las claves para el evangelismo sin temor.

En ésta y en muchas otras maneras la apologética ayuda a construir el cuerpo de Cristo, al fortalecer a los creyentes de manera individual.

 

cristianosmohistorico.org

 

Página 1 de 118

Último Boletín

Boletin0010_THN

Acceso Usuarios

Usuarios

Tenemos 155 invitados conectado

icono emision en directo

(La emisión de video en directo se realiza cada Domingo de 12:00h a 13:30h y de 18:00h a 19:30h)

CET  Hora Central Europea  (UTC+1 / GMT+1)

Próxima emisión

Versículo del día